Calificaciones

Para representar los resultados del aprendizaje se puede usar una escala de 9 grados expresándolos con combinaciones de las letras A, B, C y considerando como aceptables sólo los primeros 5.

El conjunto de docentes de una sección, con base en los registros que contienen sus ob servaciones diarias sobre el progreso del trabajo de los alumnos; asignará a los mejores la letra A, a los intermedios la letra B y al resto la C.

Por otra parte, en cada grupo de alumnos y con la participación de todos sus miem-bros, asignarán a cada uno una letra A, B o C de acuerdo con el cumplimiento de sus funciones. En tales circunstancias, al final de cada trabajo a cada uno de ellos le corresponderá una calificación dentro de las siguientes posibilidades, siendo la primera la apreciación de sus maestros.

1. AA
2. AB
3. AC
4. BA
5. BB
6. BC
7. CA
8. CB
9. CC

Es muy importante agregar aún, que la evaluación como aquí se trata hace énfasis es pecial en la determinación a tiempo, del grado en que las conductas esperadas, se están realmente alcanzando. Así, se puede hablar con propiedad del rendimiento escolar y más importante todavía, se cuenta con las condiciones propicias para realizar el proceso de retroalimentación, lo que es indispensable para lograr el éxito, en la ejecución de cualquier programa educativo.

Los símbolos que se utilicen para expresar el rendimiento, sean números o letras o cualquier otro, no tienen gran importancia. Lo que en realidad es importante, como se acaba de hacer notar, es el proceso que se debe seguir para llegar a encontrar cuál de los símbolos adoptados es el que corresponde justamente a cada alumno.

Retroalimentación

Es de esperar; dentro de la atmósfera de incentivos, motivaciones, dinamismo y satisfacción que rodeará a los estudiantes, un estado en el cual cada uno de ellos encontra rá algo que realmente le complace. De esta forma, al poner en juego todas sus aptitudes logrará el mayor rendimiento posible. Siendo así, resultará prácticamente nula la cantidad de quienes no logran alcanzar el mínimo, en lo concerniente a los objetivos propuestos.

Sin embargo, es muy conveniente disponer de un plan de recuperación que podría ser así:apenas se constaten casos que requieran ayuda, los alumnos en cuestión asistirán con la mayor frecuencia posible ( unas dos veces por semana), a una actividad en la cual realizarán un exhaustivo auto-análisis en relación con sus actitudes asumidas, hasta que gradualmente, irán encontrando por sí mismos, alternativas de solución para cada una de sus dificultades. Cuando el estudiante demuestre, haber alcanzado las condiciones mínimas aceptables, dejará de ser obligatoria su asistencia a esas reuniones.

Promoción

Consecuentes con todos los principios, conceptos, técnicas y procedimientos, que conforman esta organización curricular, resulta sin sentido la promoción. De modo que el alumno ingresará a su primer año y cumpliendo permanentemente su compromiso de rendir al máximo, avanzará sin obstáculos, hasta completar el período de escolaridad.

“Ahora, si la escogencia es libre, el profesor no tendrá que usar coacción (puniciones, exámenes, diplomas) para obtener resultados. En cuanto el profesor tenga el poder de destruir al alumno mediante reprobación, el sistema estará, fundamentalmente, corrompido por la coacción irresistible. No se trata de suprimir la evaluación (diagnóstico, pronóstico), mas de retirar de la evaluación el poder de destrucción y atomización, de donde surge el fraude. De ahí que la evaluación pasará para la propia clase, entregándose a los jóvenes el poder de auto-diagnosticar”. (40)

“Las mediciones del crecimiento alcanzado durante un semestre o un año por lo tanto, revelarán poco cambio. Esto significa que probablemente sea preciso confeccionar un plan de evaluaciones que cubra por lo menos algunos años de estudio y exija la coope ración de varios docentes. Resultaría más efectivo aún un plan que abarcara todos los años de estudio del sistema.Estos esfuerzos permitirán reunir datos sobre el estudiante a lo largo de toda su carrera de tal manera que su rendimiento pudiera medirse en rela ción con los objetivos más complejos”. (41)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *