El entorno

A pesar de que durante siglos o milenios la humanidad ha dado muestras claras de su preocupación por las influencias de los astros, todavía es dudoso si influyen o no, en el comportamiento de los seres vivos. Por suspuesto, la proporción y forma de esa influencia son más inciertas aún.

También desde tiempos inmemoriales hay quienes creyeron o creen en la influencia de los espíritus. Sobre todo, el espíritu de algún antepasado de la persona. Así por todo el orbe se realizan ritos tendientes a lograr los supuestos beneficios o maleficios de esas fuerzas invisibles. Sobre las existencia real de estos fenómenos paranormales tampoco se ha dicho la última palabra. Respecto a este asunto, la sabiduría popular ha consolidado la frase; “no hay que creer, ni dejar de creer”. El día llegará, quizás en que la ciencia costarricense, pueda encontrar respuestas para estos grandes enigmas.

Circunscribiendo un poco estas reflexiones a los límites reales de nuestro planeta, se perciben signos sumamente alarmantes. Con respecto al hábitat, asumióse erróneamente que los recursos naturales eran inacabables y la sobre explotación que de ellos se hizo, ahora es evidente. También es claro que para que la tierra se recupere de los daños sufridos, es cada vez más difícil de lo que muchos podrían creer y que seguir por ese camino sólo conduciría a la extinción. Centremos nuestra atención en la excesiva proliferación de automóviles. Para nadie es un secreto que son altísimos los índices de contaminación que ésto produce. ¿Se estará acercando demasiado el día en que ya será imposible revertir esa peligrosísima situación?

Factores socio-culturales como: raza, religión, ideologías, medios de comunicación, etc. También inciden en el comportamiento de los seres humanos, con la agravante de que esta influencia suele no ser tan obvia. Un ejemplo basta para aclarar esta idea: muchas de las decisiones del presidente de Estados Unidos afectan a millones de personas en el mundo.

El factor herencia biológica también determina en gran medida el tipo de comportamiento de cualquier persona. En referencia a este tópico se oyen por doquier frases lapidarias, que tal vez en la mayoría de los casos son injustas. Por ejemplo: “el genio nace” , “lo que natura no da, Salamanca no presta”, “fulano es mongolito”, “el cociente intelectual”, etc., etc. Es de esperar que la Ingeniería Genética arroje más luz y así ilumine respecto a las posibilidades de control de este fenómeno.

El medio o el ambiente o el círculo familiar o como se llame, afecta notablemente a las personas humanas. La frase “el que con lobos anda a aullar aprende” , resume indudablemente innumerables experiencias que confirman a cada rato el significado de la misma. Así, una considerable proporción de los delincuentes provienen de medios en los cuales la delincuencia es muy común. En las escuelas, colegios e instituciones similares, la inmensa mayoría de los alumnos con problemas de conducta, proviene de hogares en los que existe algún tipo de problema como: alcoholismo, drogadicción, etc.

Jamás podrá justificarse la creencia de que la pobreza es producto de influencias astrales. Desde su estado embrionario muchísimos seres humanos sufren los efectos de condiciones inclementes. Sus fetos se desarrollan en los vientres de madres deficitarias en múltiples aspectos: higiene, nutrición, vestido, vivienda, relaciones humanas, recreación. Son muchos los efectos negativos de esta situación y desde el momento mismo en que nacen se encuentran en gran desventaja con respecto a una inmensa proporción de la humanidad. Por mucho tiempo, las condiciones de vida les siguen siendo precarias y conforme pasa el tiempo aumentan considerablemente sus desventajas en relación con una gran mayoría de otras personas. De su espacio vital siguen recibiendo influencias negativas. En muchos casos conocidos, sufren además experiencias traumatizantes que los marcará para el resto de sus vidas. Con una auto-estima prácticamente nula y estigmatizados hasta lo inconcebible, una proporción de ellos logra ingresar a la Escuela. Pero aquí, las exigencias son iguales para todos. ! Habráse visto semejante injusticia?

Los sucesos horrorosos que acontecen en el mundo, son el resultado de una configuración en la que se combinan en alguna medida, diferentes aspectos de los factores que influyen en el comportamiento humano. Probablemente estos hechos seguirán sucediendo por los siglos de los siglos.
Lo más lamentable de todo es que las instituciones creadas por el hombre para la solución de sus problemas, con alguna frecuencia, resultan ser parte de los mismos. ¿ Si un docente viola a un niño, qué concepción del mundo se puede formar este último?

El estado presente del hombre como persona deja mucho qué desear. El egoísmo, la ignorancia y la ambición desmedida de algunos individuos, son las principales causas de todos los problemas. Desde que nace un bebé, por razones obvias recibe innumerables atenciones, pero esto hace que se sienta como un rey. Se cree el centro del mundo. El tiempo sigue y en la medida en que todo se le facilite, va configurando la convicción de que todo mundo le debe servir. Aunque algunas situaciones sean contrarias a sus intereses, esto mas bién los estimula para aferrarse más a la satisfacción de sus propios deseos. En esta dirección muchos logran desarrollar gran capacidad para aprovecharse de cualquier ventaja y alcanzan un alto nivel de egoísmo. Se convierten así, en un gran peligro o amenaza para los demás.

Por su parte, los problemas causados por la ignorancia están a la vista.. En cualquier hogar existen problemas de salud, de relaciones familiares. etc. Porque nadie tiene los conocimientos suficientes para resolver situaciones que probablemente al principio eran simples pero que con el tiempo suelen complicarse. Algunas veces con un desenlace fatal.

La ambición desmedida, impulsa a algunos individuos hacia una excesiva acumulación de riquezas materiales. El que tiene un millón quiere dos y así sucesivamente. Nadie se conforma. Este ha sido y sigue siendo el móvil de muchísimos crímenes.

Quiere decir entonces que por ejemplo, es muy difícil determinar las fallas o debilidades de los sistemas educativos, si se toma en cuenta que son muchos los factores que influyen en el aprendizaje. Más bien podría pensarse que a pesar de esas fallas y/o debilidades la Escuela en general y otras instituciones como las Iglesias contribuyen notablemente en el desarrollo de las personas, a tal punto que puede decirse: el mundo gira bastante bien. Es decir, que a pesar de las maldades y atrocidades que se ven a diario por doquier, en un balance de totalidad,se pueda pensar que todo anda muy bien. Algo así como lo que dicen que dijo Galileo: “… y sin embargo se mueve”.

Gracias a Dios la humanidad evoluciona día con día. Es justo reconocer que las Instituciones han contribuido notablemente en esa dirección. Describir los logros alcanzados por ellas seria una tarea difícil. La Ciencia y la Tecnología han permitido resolver muchos problemas. Sin embargo, cada día aparecen más. Algo similar a lo que ocurre con algunos microorganismos que conforme más se combaten más resistentes se vuelven. Afortunadamente, cual pequeñín que más se levanta cuanto más cae, la raza humana se impone y logra las conquistas necesarias para adaptarse mejor. Precisamente esta inmernsa capacidad de adaptación, probada durante períodos multimilenarios, le permitirá su marcha progresiva en la medida en que pueda aprender de sus experiencias y aplique los conocimientos así adquiridos.
Además de lo dicho, muchos hechos confirman la tesis que se está defendiendo: la abolicioón de la esclavitud, el florecimiento de las nuevas democracias, la globalización de las Economías, son sólo algunos de ellos.

Sin embargo, al pasar el tiempo, la experiencia enseña que los grandes problemas de siempre, deben ser aún, la causa de grandes preocupaciones.

Precisamente en nuestro país hubo un acontecimiento importantisimo: el ” Simposio sobre la Costa Rica del año 2000″. De éste emanaron gran cantidad de recomendaciones para todos los sectores y en particular, los grandes retos para nuestra Educación del siglo XXI.

One thought on “El entorno”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *