Prospectiva Institucional

Prospectiva Institucional

Queda absolutamente claro entonces, que lo que está en juego es ni más ni menos que la supervivencia de las Instituciones. Por más que otrora desempeñaran un papel determinante, justo por esta razón están obligadas a mo
dernizarse y a hacer los nuevos planteamientos que conduzcan o contribuyan satisfactoriamente, en la solución
de los problemas existentes, si es que esperan mantener su rol.

Ahora, se puede llegar a otra conclusión importante: en ningún país del mundo, el sistema educativo puede re-
solver todos los problemas existentes, pero sí puede contribuir en mayor o menor medida,en la solución de los mis
mos. De manera pues que a la Escuela le compete la gran responsabilidad de propiciar el hábitat adecuado para
que sus alumnos vivan las experiencias necesarias que les permita aprender a resolver los problemas que les conciernen: ora sean personales, familiares, ambientales o socioculturales. Aunque parezca extraño, lo mas im-
portante de todo es lograr en ellos el desarrollo de su capacidad para aprender a aprender.

Lógicamente, al menos por un tiempo, es razonable que se sigan enseñando la Asignaturas conocidas. El co-
nocimiento es absolutamente necesario para el desarrollo de infinidad de habilidades y destrezas.Pero también es absolutamente necesario tomar en cuenta las características bio-psico-sociales de los alumnos. Más aún, el cono
cimiento deberá darse en función del crecimiento de los estudiantes.Probablemente,el desarrollo de los programas de las Asignaturas, será cada vez más sensible a los problemas reales que pemanentemente los afectan; hasta
que llegue el día en que los sistemas educativos atiendan de manera totalmente satisfactoria, los intereses y nece
sidades de la totalidad de la población, sin discriminaciones ni disminuciones de cualquier especie. Es importantísimo tomar en cuenta que lo que más influye en los buenos resultados es la adecuación a los intereses y necesida
des del alumno, del clima de relaciones humanas que se establezca en la institución.

Ahora, la satisfacción de los intereses y necesidades individuales, ha de darse en función del bienestar de la
colectividad como un todo. Pero para lograr una convivencia armoniosa entre los individuos y los diferentes gru-
pos sociales, es necesario construirla.Mientras nuestra civilización de abundancia favorezca a un tercio de la po
blación del mundo y sacrifique a los dos tercios restantes, es imposible mantener la estabilidad.Esto significa que
nuestra organización social ha de cambiar, con el propósito de tornarse sostenible.

Intentando una super-síntesis,las dos grandes preocupaciones de la Humanidad para un futuro que comienza
hoy, estriban en hacer sostenible, no sólo el uso de los recursos naturales, sino también el empleo de los recur-
sos humanos.

Por lo tanto, es indispensable desarrollar a la persona humana en el seno de la socialización.

Estudios recientes en Psicosociología ha llegado a conclusiones muy importantes referentes a las interaccio-
nes entre los grupos. Entre ellas cabe destacar: la especificidad de los procesos, una mayor facilidad para el
cambio de actitudes individuales, la eliminación de la resistencia al cambio cuando se participa en la elaboración
de proyectos grupales, mejor calidad del trabajo, mayor productividad y creatividad.

Se ve clara entonces, la vital importancia en Educación, de propiciar desde muy temprana edad, la elabora-
ción de proyectos que privilegien la interacción social.

Son muchas las implicaciones que se derivan del conocimiento científico. Ellas afectan a todos los aspectos del sistema; política educativa, infraestructura, recursos humanos y curriculum. Sin embargo, en la práctica, su incorporación tarda muchos años y gran parte de ellas jamás se llegan a aplicar.

Pero los problemas están a la vista. El tiempo apremia. El siglo XXI es una realidad. Un gran reto que hay que asumir con plena responsabilidad ante la Historia. Si las circunstancias actuales lo permiten y se dispone de los grandes adelantos de las ciencias de la Educación, lo único que queda por hacer es avocarse de inmediato al diseño y ejecución de un Proyecto Nacional adecuado para responder a esta extraordinaria coyuntura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *